30 noviembre 2007

La verdadera Esparta y sus 300

Esparta o Lacedemonia, capital de Laconia, una ciudad cuartel. Mas que una ciudad, era un grupo dividido por 5 aldeas a orillas del Eurotas, que baja torrentoso de la meseta de Arcadia y atraviesa mansamente a Laconia. Conocida por los latinos junto con Atenas, como los dos ojos de Grecia. Nunca tuvo murallas porque no las necesitaron.

Situada en el centro de Laconia y rodeada de altas montañas y desfiladeros, asi como raras sendas transitables faciles de defender. Era una ciudad de soldados atrincherados en un campo natural cerca del fertil valle Eurotas.


Los espartanos

Formaron parte de una invasion de dorios griegos, echados de su pais por los tesalios. Esparta acometio contra la peniunsula del Peloponeso y conquistaron la ciudad de los aqueos.

Eran un ejercito invasor sin poder dedicarse al comercio; vivian de lo que les daba el suelo gracias al trabajo de los hoplitas y periecos. Su unico oficio era la guerra y su preparacion militar, asi sin duda, se convirtieron en los guerreros mejor adiestrados y mas heroicos.


El poder de Esparta


Un estado militar como este, no podia permitirse vecinos poderosos o subditos rebeldes, lo cual provoco que siempre estuvieran en guerra con las peninsulas vecinas de Laconia (Argolide y Mesenia), que eran una seria amenaza, y de aqui la serie de guerras contra Argos y Mesena (esta ultima en el siglo VII, duro 24 años). Esta sucesion se termino cuando se hicieron con todo el sur y el este del Peloponeso.

Su ejercito

El instrumento de sus grandes conquistas sin duda alguna. El primero de Grecia por su organizacion y disciplina. En aquella epoca solo se era soldado en caso de necesidad, pero para Esparta, era su profesion.

Acostumbrados desde si mas tierna edad a la caza y ejercicios violentos, permanecian en filas hasta los 60 años. Tenian ejercicio o maniobras 2 veces al dia, y la paz la consideraban una preparacion para la guerra.

Combatian a pie y formaban el cuerpo de los hoplitas. Usaban casaca roja, coraza de bronce, casco para la proteccion de l
a cara y cabeza, escudo de cuero cubierto de bronce y canilleras o botas de metal llamadas cnémidas, que cubrian desde la rodilla hasta el tobillo. Sus armas eran una espada corta, un cuchillo de caza y una lanza de mas de 2 metros de largo.

Fueron los pioneros de las formaciones en el combate, estos se presentaban en linea de ocho en fondo, uniendo los escudos unos contra otros y formaban una verdadera muralla de hombres. Se disponian en falange, dividida en batallones y escuadras. La fuerza de las falanges residia en la obediencia, honor y sacrificio que insiparaban sus leyes, asi pasaban por invencibles a causa de su fuerza y bravura.
"Vuelve con el escudo o sobre el" (Eetam eepitas).

Los hombres

Entraban en el ejercito a los 7 años. A los 30 se les consideraba ciudadanos y debian contraer matrimonio. Llevaban uniforme y debian asisitir a l
os ejercicios diariamente. No se inclinaban sino delante de ancianos, que respetaban como a sus padres.


Las mujeres

Estaban severamente educadas y sometidas a los mismos ejercicios que los varones. Su vestido que apenas bajaba de la rodilla, les daba libertad de movimiento. Una vez casadas resultaban esposas y madres de soldados. Eran muy reputadas por su energia y abnegacion. Su amor maternal, estaba superditado por el amor a la patria.


En la antigua Grecia, tenian un constante estado de minoria de edad, ya que en su existencia no habia un solo momento en que gozara de los derechos civiles de ciudadanas, puesto que siempre tenia un dueño que la gobernara, de joven dependia de su padre, casada pertenecia a su marido y viuda se sometia a sus parientes o hijos. Sin embargo, en la casa tenia una autoridad considerable.

La batalla de las Termopilas

Un angosto desfiladero de 12 metros de anchura y 300 hoplitas espartanos a la cabeza de 6.000 griegos esperaban a un numero de Persas que oscilaba entre 250.000 y 1 millon de efectivos. La formacion de la falange liderada por Leonidas I y la desproporcionada fuerza de los espartanos, anulaba la diferencia numerica y les daba cierta ventaja pues mucho mas ligeramente equipados y con lanzas mas largas, podian ensartar enemigos incluso antes de que les tocaran. Asi los persas se estrellaban contra las lanzas y escudos espartanos que no cedian un centimetro. Inicialmente esta lucha no tenia que ser suicida.

Xerxes I, rey de las mil naciones del imperio Persa, frustrado e impaciente, envio a sus 10.000 Inmortales, su fuerza de elite, llamados asi porque cuando uno caia, otro lo sustituia, manteniendose siempre este numero. Los resultados seguian siendo los mismos, los persas caian a cientos y la moral decaia, mientras su enemigo no mostraba signo de cansancio. La batalla continuo durante 3 dias, y fue entonces cuando Efialtes (pesadilla, en griego) le mostro a Xerxes una ruta alternativa, para rodear a los griegos. Los cuales huyeron dejando a los 300 espartanos en aquel angosto desfiladero, sellando asi su suerte.

La batalla duro 5 dias y los persas consiguieron derrotar a los espartanos, pero lograron retrasas notablemente el avance de los persas, diezmando la moral del ejercito y causando considerables perdidas.

Este sacrificio de los griegos tuvo grandes repercusiones en la Antigua Grecia, y aun hoy es recordado como uno de los ejemplos maximos de sacrificio ante una tarea imposible.

La hazaña fue recordada en una lápida conmemorativa escrita por el poeta Simónides, que decía así:
"Oh, extranjero, informa a Esparta, si pasas por allí, que aquí hemos caído defendiendo su ley."

No hay comentarios: