14 enero 2008

Ejercitar el cerebro retrasa su deterioro

El siglo XXI será el siglo de la vejez. A mediados del año 2050 los españoles mayores de 65 años representarán el 35% de la población, según las previsiones del Instituto Nacional de Estadística (INE). La medicina ha logrado que ganemos en cantidad de vida. El gran reto es la calidad.

Con la edad, igual que otros órganos, el cerebro sufre cambios que merman su agilidad, hasta el punto de que
1 de cada 10 ancianos acaba desarrollando algún tipo de enfermedad neurodegenerativa, alzhéimer u otras demencias.

La educación continua desde la más tierna infancia permite llegar a la vejez con reservas mentales que permiten que el cerebro funcione bien, pese al deterioro físico. Es decir, que las personas que durante toda su vida llenan su despensa mental, en realidad están entrenando su cerebro para que en la vejez pueda funcionar bien, aunque tenga menos recursos fisiológicos.

Observaciones del estudio:

- "Las personas con una mayor reserva cognitiva, a pesar de su avanzada edad, tenían menos atrofia cerebral, es decir, que tenían un mayor volumen cerebral, lo que se podría asociar con una menor pérdida de conexiones sinápticas entre neuronas".

- Durante la labor de memorización, en el cerebro de las personas sanas con mayor reserva cognitiva "hay una menor activación de los circuitos del cerebro, evidenciado por un menor consumo de oxígeno, lo que significa que para hacer lo mismo necesitan menos recursos neuronales y, por tanto, son más eficaces".

Esto se traduce en que si en el cerebro con reservas empieza a aparecer un daño puede continuar haciendo lo mismo porque para funcionar necesita consumir menos recursos.

- El cerebro con mayores reservas se activa más porque está entrenado para aprovechar redes alternativas cuando las habituales dejan de funcionar. "Esto significa que aunque las manifestaciones clínicas, las visibles, son las mismas y a nivel conductual rinden igual, en realidad las personas con mayor reserva están peor a nivel fisiológico, pero las reservas han compensado el deterioro"

- "La reserva cerebral no impide la aparición de la enfermedad, pero hace que el cerebro tenga recursos para aguantarla y que los síntomas se manifiesten más tarde. Cuando emerge, significa que el daño es muy grande y el individuo ha exprimido ya todos sus recursos"

- La reserva reduce el riesgo de padecer alguna demencia en un 38%, por lo que es importante mantener el cerebro activo durante la vejez.

Fuente: El Pais

No hay comentarios: