10 marzo 2008

¿Por qué nos besamos? No es porque nos gusta...

Un estudio publicado por el periódico Evolutionary Psychology nos acerca más al por qué de nuestros besos. El beso está presente en 90% de las culturas humanas. (¿Los demás? Se soplan a la cara o se la frotan...) Y que los animales, o al menos los bonobos, también se besan con lengua.

Entonces, ¿porqué besarse?


Los autores del estudio encontraron tres tipos de razones para besarse:


1. Para seleccionar a nuestra pareja


"En el momento del beso, se produce un intercambio de informaciones increíblemente rico que proviene de la actitud, del tacto, o de indicios químicos" que pueden ayudar a evaluar la posible pareja. En efecto, la boca es el lugar perfecto para una detección máxima de informaciones, aprueba una investigadora exterior al estudio que consultó el Washington Post:


"Hay personas que han sido apuñaladas sin que se dieran cuenta, pero el más leve toque de una pluma en sus labios lo sienten intensamente."

Al parecer, las mujeres sentirían mejor esas informaciones (gusto, olor, informaciones sobre nuestro estado de salud). Por su parte, el hombre podría darse cuenta de manera inconsciente de la fertilidad de la mujer, besándola. Pues, dice el estudio que durante la ovulación, la saliva de la mujer contiene moléculas especiales, un indicador de fertilidad que los hombres podrían detectar cuando besan (mucho). Pero como los hombres detectan estas informaciones peor que las mujeres, tienen que aumentar su capacidad de detección. Esta sería la razón por la que muchos de entre ellos prefieran los besos "más" (boca más abierta, más saliva, más lengua...).


2. Para "establecer un vínculo"


"Si usted acepta un beso, corre el riesgo de coger una enfermedad". Dicho de otro modo, usted se expone y crea un vínculo con la persona. Esta función tendría en cierto modo y "de manera consciente o no", un papel indicativo del estado de la relación y del grado de implicación de la pareja. Según el mismo estudio, los hombres evitarían besar durante relaciones cortas para impedir que se desarrolle este vínculo. El beso también es una clave para la resolución de conflictos: "El beso como señal de reconciliación ha sido observado en otros primates."


3. Una estrategia para aumentar la probabilidad de tener relaciones sexuales Mayor cantidad de hombres (más de la mitad) que de mujeres (un 15%) están dispuestos a tener relaciones sexuales sin besar previamente. Pero lo harán probablemente porque, más que las mujeres, creen que un beso desembocará en una relación sexual. Traducido por Margaïd Quioc.

Fuente:
Rue 89

No hay comentarios: